miércoles, 14 de noviembre de 2012

Tazas de cappuccino con boniato

La semana empezo bien con una visita tempranera del cartero el lunes. No esperaba nada, pues mis compras por internet de lanas rebajadas para seguir crocheteando no llegarian hasta hoy -mas colores para combinar!!! El paquete era de Beatriz de EnJuliana con mi regalo por la tarta Sacher en el Circulo Wholekitchen. Desde aqui gracias a Beatriz y a Trotramundos



 No me ha faltado tiempo para encontrar una receta acorde con uno de los regalos, unas tazas de silicona para presentar cupcakes de una manera diferente. Rebuscando por mi nevera y mi despensa encontre todos los ingredientes para esta receta del libro de  Red Velvet Chocolate Heartache (del que ya he publicado varias recetas), incluso el boniato (batata) y el mascarpone. Solo me faltaba la esencia de cafe, y vaya descubrimiento.


Ingredientes para 12 cupcakes:
  • 2 huevos
  • 160 g de azucar
  • 200 g de boniato (batata) rallado
  • 100 g de harina
  • 100 g de almendra molida
  • 2 cucharaditas (tsp) de levadura para hornear
  • 1/4 cucharaditas (tsp) sal
  • 3 cucharadas (tbsp) de esencia de cafe
Ingredientes para el frosting:
  • 50 g de mantequila sin sal, fria y cortada en dados
  • 200 g de azucar glass
  • 50 g de mascarpone
  • 2 cucharitas (tsp) de esencia de cafe




Procedimiento:
  1. Calentar el horno a 180 grados y preparar las capsulas para los cupcakes.
  2. Rallar el boniato en la thermomix unos segundos a velocidad 6-7 hasta que quede todo rallado.
  3. Batir los huevos con el azucar hasta que aumente de volumen y quede una mezcla palida. Agregar el boniato rallado y batir de nuevo. Agregar el resto de los ingredientes (harina, almendras molidas, levadura para hornear, sal y la esencia de cafe).
  4. Rellenar las capsulas y hornear durante 20 minutos hasta que al introducir un palillo salga limpio.
  5. Mientras se enfrian, preparar el frosting. Batir la mantequilla hasta que quede de color palido. Agregar 100 g del azucar y batir hasta que quede con la consistencia de mantequilla. Terminar de agregar el resto de los ingredientes (mascarpone, 100 g de azucar y la esencia de cafe).

El sabor que le da la esencia de cafe es espectacular, y el frosting de mascarpone me ha gustado muchisimo. Siempre me resulta muy empalagoso el de mantequilla, y nunca me apetece comerme uno entero. Con este en cambio entra enterito sin enterarte, que peligro!

El bizcocho queda muy humedo, creo que debido al boniato. Por supuesto algunos han acabado en el trabajo de mi marido por aquello de compartir y evitar la tentacion, a partes iguales!!!



Ahora solo me falta atreverme con alguna receta del libro que me han mandado de los postres de Jordi Roca. Gracias por vuestros regalos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada